Felicidad clandestina

Tweet «Felicidad clandestina» … Por Liliana Souza … Nunca nadie mira ni ve lo mismo. Como a través del ojo de una cerradura, cada cual ve lo que quiere. «Ella era gorda, baja, pecosa y de pelo excesivamente crespo, medio amarillento.» Clarice sabe cómo, y nos presenta a este personaje singular y poco querible. Y así, sola y majestuosa, su palabra interpela y origina más de un pensamiento. Escapa a las trampas del lugar común. Prueba herramientas y recursos, explora nuevos horizontes y los expone ante la mirada atenta de sus lectores. La narración se convierte en un largo discurrir, una […]

Modos de ver

Tweet «Modos de ver» … Por Liliana Souza. … Una fecha concede la posibilidad de desplegar la historia en la plenitud de su forma. Retrocedo entonces, al año 1923, mes noviembre, día 2. El comienzo es en Montevideo, Uruguay. Nace una niña, cuarta generación de inmigrantes italianos. La llaman Ida, se apellida Vitale. Una amalgama de emociones y sanos intentos. «Alguien abre una puerta y recibe el amor en carne viva.» Ida crecerá. Será grande y en eso se sostendrá para morar en una vida plena. Estudiará Humanidades. Será poeta, traductora, ensayista, profesora, crítica literaria y digna representante de la poesía […]

Juanele

Tweet «Juanele» … Por Liliana Souza. … Con la poesía, se construye un canto que ilumina con belleza. Esa luz existe en el hueco entre el mundo y lo que se puede decir del mundo. La poesía, es el mapa de ese lugar. Porque detrás de ella, siempre hay una vida, comencemos este viaje a través de un cuerpo y su voz de pregonero, que quiere dar cuenta del vértigo de la percepción. El cuerpo y la voz de Juanele. «un cielo de prelluvia demora y demora un estupor de grises, es cierto en inminencia aún de decidirse.» … … 2 […]

El Principito

Tweet «El Principito» … Por Liliana Souza. … «Pido perdón a los niños por haber dedicado este libro a una persona grande.» Los chicos nunca comprarán, muchos ni siquiera elegirán, por sí solos un libro. Conviene entonces, para nosotros los adultos, saber que hay una obra para leer una vez, y luego otra vez y luego, otra vez más. Construida desde letras comunes, desde palabras y símbolos que alcanzan, con algo de astucia y mucho de emoción, un logrado y por demasiado tiempo, esperado libro. Porque sin la lectura, viviríamos meramente de lo inmediato. El Principito, es ese libro, una significativa […]

Una piedra en el camino

Tweet «Una piedra en el camino» de J. D. Martín Bartolomé, un cuento de fantasmas para esta Navidad … Llega otra Nochebuena y para seguir con la tradición de las «ghost stories» o cuentos de fantasmas, J. D. Martín Bartolomé nos obsequia de nuevo —gracias, gracias, gracias—, con un cuento inédito de fantasmas contemporáneo —¿o quizás no?—. Disfruten de este relato. … «Una piedra en el camino» … Por J. D. Martín Bartolomé @lojuroxtatuaje … Cristóbal mantuvo sus ojos fijos en los de la calavera, esforzándose en no parecer asustado, en no caer bajo el influjo de aquél vacío de piedra fría. […]

La vida plena

Tweet La vida plena … Por Liliana Souza. … 1967, ha sido un buen año para que una “mujer de cierto orden”, edite un brillante libro de poemas, y lo titule así, presentándose como mujer, cuando aún no se hacía referencias acerca de la literatura femenina. Mujeres, escritoras, aparentemente frágiles en su espacio, libres de protección y el cuidado que requieren, casi como cristales. Escritoras, para leer en la memoria, no tanto en la letra. Alguien expresó que, mujer de un orden, que no es el único, pero que sí está disminuido por el adjetivo “cierto”, lo vuelve inestable, opinable, irónico. […]

Los pocillos

Tweet «Los pocillos», un relato de Mario Benedetti … Por Liliana Souza. … Leer es el modo ideal de hacer traspasar las horas por el ojo de la aguja del tiempo. Ese espacio personal donde se agitan la obsesión y las pulsiones del proceso de escritura de un autor. Leer es ir de visita a un museo vivo. Quedar atrapado desde las primeras líneas como si fuéramos uno de sus personajes. Personajes que se buscan, se esquivan, se encienden y se apagan, desde la impronta de un autor que impone razones para evitar el vocablo felicidad. Porque en esta narración templada, […]

Entrevista a Mari Carmen Sinti: de Sant Jordi a «Black Mountain Bossòst»

Tweet . Por Cristina de @abrirunlibro … En un período indeterminado entre Sant Jordi, 23 de abril, y el «Black Mountain Bossòst Festival de Género Negro», del 29 de abril al 5 de mayo, aquí ambas cómplices, entrevistada y entrevistadora, han tenido tiempo para hablar y echar unas risas en una charla-entrevista improvisada e informal. Lo siguiente es el resultado de la conversación; conversación que incluye además una revelación jugosa.  … Buenas tardes, Mari Carmen Sinti. Has estado en Sant Jordi 2019. Tu primer Sant Jordi. Cuéntanos cómo fue. —MCS: Fue realmente sorprendente. Estaba muy nerviosa, claro, porque digo yo… Todos […]

Dos mujeres, una condesa

Tweet Dos mujeres, una condesa … Por Liliana Souza. … El primer día del año 1898, nace en Francia quien sería escritora y artista plástica asociada a un importante movimiento estético cultural: el surrealismo. Este acercamiento le posibilita relacionarse con Paul Éluard, Max Ernst, Joan Miró, Luis Buñuel, Salvador Dalí, entre otros popes de la época. Hablo de Valentine Penrose, la que tuvo decisión y una fuerte perspectiva de su propio destino. Educada en la Escuela Nacional Superior de Bellas Artes de París, adquiere conocimientos como una marea de nuevas experiencias unida a cierta idea de libertad. Edita poemas, novelas y […]

Sombras de Bohemia

Tweet Sombras de Bohemia … Por Raquel Gámez Serrano … El abrigo quedó suspendido en el aire mientras pivotaba sobre sí misma y huyó. —¡No puede ser!, gritó. Me quedé en la cafetería, pasmado, hasta que me di cuenta de que había acabado la cita que nunca llegó a ser. Durante el resto del día rastreé sus pasos. Descendí la Rambla confundiéndola mil veces y decepcionándome otras mil veces más. Todas las colas de caballo rubias se balanceaban igual, pero solo una mujer tenía ese brillo en los ojos. Al cabo de unas horas, la pude distinguir sentada en una […]