Cuento de hadas

«Cuento de hadas»

Stephen King. Traducción de Carlos Milla Soler. Ilustraciones de Gabriel Rodríguez y Nicolas Delort. PLAZA & JANÉS.

Por Cristina de @abrirunlibro

Había curiosidad por conocer lo nuevo de Stephen King adentrándose esta vez en la fantasía. Cuento de hadas, que dispone de unas generosas 856 páginas, no se me hizo para nada lenta o farragosa la lectura ya que se encuentra bien estructurada y posee dos partes muy bien diferenciadas: la primera nos contará la vida de su protagonista, un antihéroe de 17 años, y la segunda parte se convertirá en otra cosa totalmente diferente al relatarnos el autor una épica al más puro estilo de las epopeyas de ficción repletas de ingenio y con innumerables guiños a todos sus referentes literarios. 

Charlie Reade es un chico en apariencia normal, que perdió a su madre cuando contaba sólo diez años. La pena por aquella pérdida, un atropello en un puente que verán padre e hijo cada día desde la ventana de su casa, llevará al padre de Charlie a la bebida por lo que Charlie deberá ocuparse además de los estudios de las tareas habituales de la casa como cocinar y además, y por desgracia, deberá ayudar también a su padre con sus borracheras. Un día oirá los lamentos de un perro que habita con un anciano en una casa victoriana de la colina. Charlie acudirá y comprobará que el anciano llamado Howard Bowditch, ha caido por las escaleras y se ha roto una pierna. A partir de ese momento, Charlie también ayudará a Bowditch a recuperarse y se hará inseparable del can, en realidad una perra de pastor alemán llamada Radar. Pero Bowditch tiene un secreto: desde el cobertizo que tiene en el jardín, se oyen unos ruidos extraños a pesar de estar vacío. Con la muerte del viejo Bowditch, Charlie por fin descubrirá qué se esconde en el cobertizo y no dudará en explorar un supuesto portal que le llevará a otro mundo. 

Hasta aquí, como ya comenté, sería la primera parte de Cuento de hadas, una narración magnífica donde King demuestra una vez más cómo narrar de manera descriptiva e interesante lo que a simple vista no parece nada novedoso. En cambio, cuando después Charlie pasa a descubrir otro mundo paralelo bajo el cobertizo y entramos directos en el mundo de fantasía de Cuento de hadas, todo se convertirá en otra cosa y viviremos las experiencias más insólitas con Charlie y con todos los habitantes de Empis, un lugar que ha perdido la claridad de su cielo azul, y cada vez los habitantes y el lugar son más grises y se desdibuja el rostro debido a la actual autoridad del lugar —si KIng ha querido realizar una metáfora sobre demasiados gobiernos apagados, lo ha conseguido—. Los personajes, retratados casi hasta parecernos reales, un reparto de lo más completo, nos trasladarán al mundo de fantasía que ha pergeñado el autor. 

Y aquí es cuando Stephen King nos vuelve a demostrar el lado oscuro de los cuentos clásicos de hadas, especialmente con RumpelstiltskinJack y las habichuelas mágicas pero también nos hablará de Cthulhu y Lovecraft o de Ray Bradbury. Todo una épica tenebrosa y sanguinolenta donde se librará la batalla clásica entre el bien y el mal. 

Otros tentáculos sobresalían de la bolsa colgante de su vientre, alzándose hacia el escotillón en ascenso como obscenas erecciones. En lugar de brazos, tenía unos apéndices horripilantes similares a serpientes que se agitaban en torno a su cara como algas en una fuerte corriente, y comprendí que el ser del pozo, fuera lo que fuese, no era Cthulhu.

Cuento de hadas es en sí mismo un homenaje a tantas narraciones de terror, ciencia ficción, fantasía y cuentos de hadas que es un continuo ir y venir de referencias que aconsejo no perderse porque son todas deliciosas. Stephen King lo que hace en realidad, es una biografía literaria con todas sus lecturas favoritas y nos hace una master class sobre cómo referenciar e introducir sus guiños en una novela de fantasía para, nuevamente, hacer algo novedoso de ello a pesar de no serlo.

La novela podría parecer una novela juvenil como ya ha venido haciendo en otras ocasiones el autor. King es también un artista en crear novelas que pueden parecer estar dirigidas a un público menor de edad y en realidad son novelas que contienen bastante violencia y dureza y van dirigidas en realidad a un público adulto. Aquí, además, al ser fantasía pura y dura, la clasificación podría estar sujeta a público juvenil, que también, pero nada más lejos de la realidad al contener crueldades y atrocidades diversas.

Y ese final… El final que Stephen King también ha deseado hacer siempre o también el que hemos querido nosotros. O ambos. 

Buena novela y buena épica la de Cuento de hadas. 

***

Stephen King es autor de más de sesenta libros, todos ellos best sellers internacionales. Sus títulos más recientes son DespuésLa sangre mandaEl InstitutoElevaciónEl visitante (cuya adaptación audiovisual se estrenó en HBO en enero de 2020), La caja de botones de Gwendy (con Richard Chizmar), Bellas durmientes (con su hijo Owen King), El bazar de los malos sueños, la trilogía Bill Hodges (Mr. MercedesQuien pierde paga y Fin de guardia), Revival y Doctor Sueño. La novela 22/11/63 (convertida en serie de televisión en Hulu) fue elegida por The New York Times Book Review como una de las diez mejores novelas de 2011 y por Los Angeles Times como la mejor novela de intriga del año. Los libros de la serie La Torre Oscura e It han sido adaptados al cine, así como gran parte de sus clásicos, desde Misery hasta El resplandor pasando por CarrieEl juego de Gerald y La zona muerta.

En reconocimiento a su trayectoria profesional, le han sido concedidos los premios PEN American Literary Service Award en 2018, National Medal of Arts en 2014 y National Book Foundation Medal for Distinguished Contribution to American Letters en 2003.

Vive en Bangor, Maine, con su esposa Tabitha King, también novelista.