Los pecados de nuestros padres

«Los pecados de nuestros padres»

Åsa Larsson. Traducción de Pontus Sánchez Giménez. Seix Barral.

Por Cristina de @abrirunlibro

Nueve años ha tardado la exitosa Åsa Larsson en publicar un nuevo libro de la serie de la fiscal Rebecka Martinsson desde el ya lejano Sacrificio a Mólek (2012). Y lo hace por la puerta grande tras ganar con Los pecados de nuestros padres, el Premio a la mejor novela de suspense de Adlibris, el Premio a la mejor novela policiaca de los Storytel Awards y, por tercera vez, el Premio a la mejor novela negra del año de la Academia Sueca. Con Los pecados de nuestros padres ultima la serie de Martinsson que, aunque protagonista, comparte con la policía Anna-Maria Mella un tándem más que curioso de amistad-odio. 

El forense Lars Pohjanen le pide a Rebecka Martinsson que investigue un asesinato ya prescrito: el de un cadáver hallado en el congelador en una cabaña remota. El muerto es el padre de un boxeador olímpico sueco que desapareció hará ahora sesenta años. Desenmarañando la madeja, todo apuntará hacia el que fuera el jefe del crimen organizado en la región, hoy ya un hombre de noventa años. 

Interesante el planteamiento de Åsa Larsson sobre si los hijos deben heredar también la culpa de los padres haciendo referencia a un versículo de la Biblia donde se castigará a los hijos hasta la tercera y cuarta generación por las culpas de sus progenitores. Un planteamiento ya muy oscuro donde además la trama atacará de lleno en la corrupción urbanística, prostitución y blanqueo de dinero. La ciudad de Kiruna, que está siendo trasladada desde hace años por una grieta que amenaza la actual ciudad de la región minera, es un foco para atraer corruptela de todo tipo.   

Los pecados de nuestros padres es una novela muy completa de casi 600 páginas con una trama principal y diversas subtramas paralelas. Un generoso nudo que se irá desentrañando poco a poco y donde seguiremos a los protagonistas ya no sólo en la época actual sino también en otros períodos al disponer la novela de saltos temporales. Así y todo, Åsa Larsson consigue dar una gran agilidad a su novela y seguiremos con interés diversos lances que no parecen tener nada que ver con el argumento principal pero que irán ofreciendo una alta calidad narrativa a todo el conjunto. 

Novela clásica nórdica de generosa trama y excelente ambientación. 

***

Åsa Larsson nació en Kiruna en 1966, donde pasó su infancia y juventud. Estudió Derecho en Uppsala y, al igual que su personaje, Rebecka Martinsson, durante un tiempo ejerció como abogada fiscal. En 2003 publicó Aurora boreal (Seix Barral, 2009), por la que le concedieron el Premio de la Academia Sueca a la mejor primera novela negra y que fue llevada al cine. Es autora también de Sangre derramada (Seix Barral, 2010), galardonada con el Premio de la Academia Sueca a la mejor novela negra; La senda oscura (Seix Barral, 2011), Cuando pase tu ira (Seix Barral, 2012), Sacrificio a Mólek (Seix Barral, 2013) y Los pecados de nuestros padres (Seix Barral, 2022), por la que ha recibido el Premio a la mejor novela de suspense de Adlibris, el Premio a la mejor novela policiaca de los Storytel Awards y, de nuevo, el Premio a la mejor novela negra del año de la Academia Sueca. Sus libros han tenido un éxito unánime en todo el mundo: han obtenido el elogio de la crítica y han sido publicados en más de veinte países. Ha sido galardonada con la Pluma de Plata de la Feria del Libro de Bilbao.