Manam

«Manam»

Rima Elkouri. Traducción de Iballa López Hernández. Tiempo de papel Ediciones. 

 

Por Cristina de @abrirunlibro

Cuando una novela está narrada con las cualidades de la sencillez y de la delicadeza, sólo resta zambullirse en la historia para dejarse mecer suavemente con la lectura. El resultado es una comunión casi perfecta entre libro y lector. Y esto es lo que ha sucedido con Manam. Una ficción que a pesar de relatarnos una suceso durísimo como es el genocidio armenio, terminará siendo un relato cautivador.

La masacre del pueblo armenio iniciada en 1915 por un partido político denominado con el sobrenombre de Jóvenes Turcos, es el argumento de esta delicada novela donde la protagonista, Lea, una maestra canadiense en la actualidad, decide indagar sobre la vida de su abuela recién fallecida; una superviviente de aquel exterminio que en vida se negó a explicar. Lea decide viajar hasta Turquía para ahondar en sus raíces.

La dureza del prólogo de Eduardo Almiñana de Cózar, prólogo incuestionable, contrasta con la casi ternura que Rima Elkouri despliega en Manam para explicar la masacre que se gestó. Con dignidad y rigor histórico, la ficción girará entorno a aquel hecho y de lo que se sabe de él actualmente. También de silencios inexplicables.

«Hay silencios de negación que regocijan a los verdugos. Silencios asesinos. Hay otros que depositamos sobre las palabras como piedras de sabiduría. Silencios sin los cuales no sería posible la supervivencia. Envuelven el dolor y le impiden escapar. Su aspecto es semejante. Su sonido, completamente distinto.»

Narrada en primera persona por Lea, uno llega a preguntarse si es novela o es autoficción y si existen paralelismos entre la vida de la autora, Rima Elkouri, y la de Lea. Finalmente se decide seguir con la lectura sin importar si la autora ha recurrido a la realidad familiar o es todo invención en una novela corta, o relato largoManam cuenta con 142 páginas—, en un libro que no durará nada entre las manos. El nombre de la ciudad, Manam, y que da título a la novela, es ficticio. Elkouri hace suya la frase de que la memoria es un país en sí solo. Como la memoria de la abuela de Lea, que decide dejar de recordar, no olvidar, aquello que no le permite avanzar para ser feliz en un nuevo país. 

Primera novela de esta periodista canadiense, Manam de Rima Elkouri, en un libro hermoso donde el menos suma y donde gana la elegancia.

***

Rima Elkouri es una periodista y autora canadiense. Es columnista de La Presse, el diario en francés más grande de América del Norte. 

Premiada con el Premio Jules-Fournier del Consejo Superior de la Lengua Francesa de Quebec, escribe sobre temas relacionados con los derechos de las mujeres en el mundo, ya sea a raíz de la Primavera Árabe en Oriente Medio, el movimiento #MeToo en Canadá o la crisis migratoria en Europa. 

En 2014 publicó la colección No quiero ser árabe (Somme toute) que reúne sus mejores textos editados entre 2000 y 2014. También ha colaborado en varios trabajos colectivos.