La gran serpiente

«La gran serpiente»

Pierre Lemaitre. Traducción de José Antonio Soriano Marco. Salamandra.

Por Cristina de @abrirunlibro

Primera novela negra escrita por Pierre Lemaitre que nunca llegó a ver la luz en su momento —no llegó a ver la luz porque no la envió a ningún editor—, y que se publica ahora juntamente con una declaración de intenciones a tenor de lo que el autor indica en el prólogo. El escritor viene a despedirse del noir exponiendo que con La gran serpiente cerrará un círculo ya que se trata de la primera pero también de la última debido a que no piensa escribir más en este género —¿nunca digas jamás?—, para volcarse, definitivamente, en la novela histórica. Sea como fuere, bienvenido un nuevo libro del autor ya sea en género noir, histórico o romántico porque seguro que será estupendo.

Francia, 1985. Tras la apariencia insignificante de una mujer de sesenta y tres años entrada en carnes, se esconderá una «sicaria» eficaz y experimentada con temple de acero a la que no le temblará nunca el pulso para llevar a cabo cualquier encomienda que le haga su superior. Heroína durante la Resistencia además de una hermosa mujer, Mathilde Perrin, así se llama, comienza a tener problemas de memoria tan preocupantes que la Organización para la que trabaja está valorando su baja «definitiva».

Y así se inicia esta novela cáustica y sanguinolenta donde Pierre Lemaitre captará el interés gracias a estrujar a sus personajes al máximo con sus magníficas descripciones ocurrentes y donde no faltarán sus estimulantes puntas aceradas. En La gran serpiente, el punto focal es la vejez en hombres y mujeres y los cambios que comporta tanto a nivel físico como mental. Ambientada en una época sin móviles —se reciben las órdenes a través de llamadas en cabinas telefónicas o mediante unos papelitos escondidos en las mismas que se habrán de memorizar de forma inmediata y destruir , nada de «este mensaje se autodestruirá en…»—, el tiempo y la ambientación de La gran serpiente no chirría al tratarse de un tiempo «reciente» —más o menos— para aquellos lectores que ya disponemos de una edad o también para aquellos lectores más jóvenes que no se han perdido ningún noir clásico tanto en libro como en cine y a los que no les importa moverse por entornos contemporáneos ya caducos. 

La narrativa contundente y sin pelos en la lengua, marca de la casa, y equitativa, el autor no opina sobre lo que explica para distanciarse y poder ser objetivo, es muy estimulante y hace que la lectura sea gratamente amena. 

Mathilde conduce muy cerca del volante porque tiene los brazos cortos. Tiene sesenta y tres años, y es bajita, ancha y gruesa. Viendo su cara, se adivina que ha sido guapa. Incluso muy guapa. En algunas fotos de la época de la guerra, es una chica con un encanto increíble; una silueta esbelta, una cara risueña enmarcada por una melena rubia y una sensualidad desbordante. Hoy todo es doble, claro: la barbilla, el pecho, el trasero… Pero continúa teniendo los ojos azules, los labios finos y una cierta armonía en el rostro, vestigio de su antigua belleza.

La gran serpiente es una veloz novela negra, muy negra, e imprevisible, que no ofrecerá ni un minuto de tregua y donde los cadáveres se irán amontonando a medida que vayamos pasando páginas. Una primera novela con un estilo que ya reflejaba el futuro hacer de Lemaitre. 

***

Escritor y guionista, Pierre Lemaitre (París, 1951) estudió Psicología, creó una empresa de formación pedagógica e impartió clases de literatura. Autor tardío, en 2006 ganó el premio a la primera novela policíaca en el festival de Cognac con Irène, primera entrega de una serie protagonizada por el comandante Camille Verhoeven que incluye Alex (2011, CWA Dagger 2013, entre muchos galardones, y llevada al cine con éxito), Rosy & John (2011) y Camille (2012, CWA Dagger 2015, entre otros honores), una saga de gran reconocimiento internacional a la que Lemaitre ha puesto un emotivo colofón con su Diccionario apasionado de la novela negra (Salamandra, 2022), un documentado y emotivo homenaje al género negro. Consagrado como uno de los escritores más populares del momento, con más de tres millones de lectores en todo el mundo, su carrera literaria dio un vuelco asombroso con la aparición de Nos vemos allá arriba (Premio Goncourt 2013, entre una retahíla de distinciones), primer volumen de su aclamada trilogía sobre el período de entreguerras titulada «Los hijos del desastre» y editada por Salamandra, que sigue con Los colores del incendio (2018) y El espejo de nuestras penas (2020). Completan su obra, traducida a más de treinta idiomas, las novelas Vestido de novia (2014), Tres días y una vida (Salamandra, 2016) y Recursos inhumanos (2017).