Esplendor y vileza

«Esplendor y vileza». Erik Larson. Traducción de Vicente Campos González. Editorial Ariel. 

Por Cristina de @abrirunlibro

«Esplendor y vileza. La historia de Churchill y su entorno familiar durante el período más crítico de la guerra», es una nueva biografía de Winston Churchill que nos llega esta vez de la mano del escritor norteamericano Erik Larson a través de Editorial Ariel bajo la traducción de Vicente Campos González.

Considerado uno de los mejores libros del 2020 según New York Times, en la portada encontraremos que el nombre del autor está escrito en un tamaño mayor al título de Esplendor y vileza por ser un escritor superventas y extensamente premiado. Ahora, en esta biografía, nos dará a conocer el entorno familiar del que fuera primer ministro de Inglaterra durante la Segunda Guerra Mundial.

Recreada entre 1940 y 1941 y aunque parece sobre todo centrada en el Blitz, también obtendremos amplia información sobre los colaboradores de Churchill, del discurso, cómo no, del 4 de junio de 1940 «… lucharemos en las playas, lucharemos en las pistas de aterrizaje, lucharemos en los campos y en las calles, lucharemos en las colinas, ¡nunca nos rendiremos!», del cortejo hacia Roosevelt para que EEUU tomara partido en el conflicto… También sabremos del Churchill más excéntrico y carismático así como de su familia: su esposa Clementine y sus hijos —no sabremos nada de Marigold que falleció siendo muy pequeña—, y se centrará básicamente en los diarios de Mary siguiendo la cronología de aquellos años con las entradas escritas en el diario. La vida de Mary queda excesivamente incompleta en esta biografía al mostrar a una muchacha de diecisiete o dieciocho años inmadura, lógico, y sin ningún atisbo de la personalidad futura que ya se gestaba en aquella muchacha: obtuvo el grado de capitán, se unió al Servicio Territorial Auxiliar con el que sirvió en Londres, Bélgica y Alemania en baterías antiaéreas, o cuando acompañó a su padre como ayudante de campo reuniéndose hasta con el mismísimo Stalin. Erik Larson se centra más en el aspecto mundano de Mary —enamoramientos y distracciones—, así como en la apariencia de frivolidad de una sociedad que no renunció nunca a divertirse por la noche aunque fuera en una ciudad a oscuras iluminada tan solo por la luna y por las bombas incendiarias. 

La narrativa es la normal en estos casos al estar escrita como si de una novela se tratara para captar el interés en un libro que ya sabremos de antemano cómo se desarrolla y cómo finaliza. Dispondrá de capítulos cortos, los consabidos cliffhangers, anotada profusamente y, duele describirlo, con unas cuantas faltas ortográficas. A Esplendor y vileza le hubiera hecho mucha falta una corrección a fondo ya que el lector necesita pararse cada vez que encuentra una y volver a releer la frase de la manera adecuada y eso, en un libro de 704 páginas, no ayuda a la lectura. 

Esplendor y vileza es una ‘no ficción’ pensada quizás para un lector no europeo. Ciertos aspectos que conocemos ampliamente como las lágrimas de Churchill, sus manías y sus hábitos que no perdía aunque se encontrara en otro país que no fuera el suyo, como los consabidos dos baños diarios, aquí están destacados como histrionismo. El propio Erik Larson, al principio del libro y en una nota para los lectores, explica el por qué se decidió a escribir esta biografía: 

Sólo cuando me mudé a Nueva York, hace pocos años, entendí, con repentina claridad, lo muy distinta que había sido la vivencia del 11 de septiembre de 2001 para los neoyorquinos que para quienes habíamos contemplado la pesadilla a distancia. Ésta era su ciudad natal atacada. Casi inmediatamente, empecé a pensar en Londres y el ataque aéreo alemán de 1940-1941, y me pregunté cómo era posible que pudieran soportar aquello: cincuenta y siete noches consecutivas de bombardeo, seguidas por una sucesión cada vez más intensa de incursiones nocturnas a lo largo de los seis meses siguientes.

Nueva biografía de Winston Churchill desde un prisma diferente.

***

Erik Larson es un reconocido periodista y escritor. Sus obras han vendido más de ocho millones de ejemplares y han sido traducidas a más de veinte idiomas. Colaborador habitual en medios como The Wall Street Journal y Time Magazine, en Ariel ha publicado En el jardín de las bestias, El diablo en la Ciudad Blanca y Esplendor y Vileza.