Arsène Lupin, el éxito que nunca dejó de serlo (entre los lectores)

Arsène Lupin, el éxito que nunca dejó de serlo (entre los lectores)

Portadas de Ignacio Ballesteros para las nuevas ediciones de Roca Editorial bolsillo

 

Por Cristina de @abrirunlibro

Hay éxitos literarios que no dejan de sorprender a pesar de haber visto (los lectores) cosas que otros no creerían… Aunque bienvenidos sean estos éxitos sobre todo para las castigadas librerías durante la pandemia. Uno de ellos es el resurgir de los libros de la saga del carismático ladrón de guante blanco Arsène Lupin, del escritor Maurice Leblanc, que se han disparado en ventas gracias a una serie de televisión emitida por Netflix. Serie que si no tuviera al magnífico Omar Sy como protagonista interpretando a un lector fanático de los casos de Lupin, sería otra serie olvidable de guion simplista y de episodios sólo para pasar el rato (además hay que añadir el cliffhanger final a la primera mitad de la serie; una atrocidad y falta de respeto hacia los seriéfilos que ahora deberán esperar para saber qué sucederá). 

Omar Sy en la serie de Netflix

Como coleccionista confesa de todo lo que huela a Sherlock Holmes, ‘tuve’ que comprar la nueva edición de bolsillo de Roca editorial de Arsene Lupin contra Herlock Sholmès, aunque no fue ningún dispendio ya que al ser bolsillo es económica. Y ya que la portada era tan bonita, decidí quedarme los dos libros restantes que han salido este febrero del 2021 a pesar de tenerlos ya en otras ediciones y que se pueden ver al inicio de este post (a ver cuándo publica Roca bolsillo en papel el resto de la colección, sobre todo La aguja hueca que de momento sólo está en e-book). Las portadas ilustradas de la mano de Ignacio Ballesteros son preciosas y muy en la línea de editorial clásica de Lupin. Los libros llevan una faja con la imagen de Omar Sy y la serie, que son perfectas para utilizar como punto de libro y así poder dejar a la vista el buen trabajo del dibujante.

Aquí las ilustraciones antiguas de ediciones de Arsène Lupin
Algunas ilustraciones antiguas de ediciones de Arsène Lupin

Las tres ediciones publicadas ahora son Arsène Lupin caballero ladrón (1907), Arsène Lupin contra Herlock Sholmès (1908) y La doble vida de Arsène Lupin (1910). La primera y tercera con traducción de Lorenzo Garza, y la segunda de Enrique Sordo.

Pero ¿quién fue Arsène Lupin? Arsène Lupin fue el gran éxito literario del escritor Maurice Leblanc, un simpático ladrón de guante blanco, extremadamente juguetón y muy irónico. Alguien al margen de la ley, un antihéroe. Un seductor nato que despertaba mucha simpatía entre las damas. Podía cambiar constantemente de apariencia al ser un maestro del disfraz y era experto en artes marciales. Definitivamente Arsène Lupin era un niño grande; un Peter Pan aún por madurar del que dicen que Leblanc se basó en el personaje real de un ladrón anarquista del siglo XIX llamado Marius Jacob. Un Robin Hood que robaba a ricos y que nunca mató.

Ante el éxito mundial del Sherlock Holmes de Arthur Conan Doyle, Pierre Lafitte, director de la revista Je Sais Tout —Lo Sé Todo—, le encargó al escritor francés Maurice Leblanc una historia de detectives al estilo de las aventuras de Sherlock Holmes. Así nacería en 1905 El arresto de Arsenio Lupin que se incluiría posteriormente en el libro Arsenio Lupin, caballero ladrón, con toda la colección de relatos aparecidos en la revista. El éxito en Francia fue fulminante. Desde entonces se han publicado millones de ediciones en todo el mundo; también se han hecho pastiches, cómics, teatro y ha sido llevado a la gran pantalla en múltiples ocasiones. Maurice Leblanc escribiría un total de 19 novelas, 39 cuentos y 5 obras de teatro de Arsène Lupin. La gran mayoría de la obra se escribió en la casa que el escritor disponía en los acantilados Étretat donde vivió y que hoy es una casa-museo. Los Gentlemen Lupinophiles, los fanáticos de Arsène Lupin, se reúnen en el lugar para resolver el misterio de La aguja hueca, considerado el mejor relato de Lupin. De hecho en la casa-museo, Le Clos Lupin, la Maison Maurice Leblanc, se realiza una ruta escenográfica de ocho etapas para encontrar el tesoro nunca hallado de los reyes de Francia según el relato de Lupin. 

Casa-museo “Le Clos Lupin, la Maison Maurice Leblanc” en la ciudad de Etretat en la Alta Normandía, Francia

Arsène Lupin caballero ladrón se compone de los relatos El arresto de Arsène Lupin, Arsène Lupin en prisión, La fuga de Arsène Lupin, El viajero misterioso, El collar de la reina (Netflix adaptó este relato para el robo del Louvre), El siete de corazones, La caja fuerte de Madame Imbert, La perla negra y por último Herlock Sholmès llega demasiado tarde. Todos son relatos divertidos y ligeros, puro entretenimiento, donde Arsène Lupin llega a comerse la trama muchas veces con su fuerte personalidad. Descubriremos que puede aparecer y desaparecer cual Houdini sin saber ni el lector ni nadie cómo lo hace. También hay que destacar la singularidad narrativa combinando voces donde aparecerá la del autor Maurice Leblanc.

Arsène Lupin contra Herlock Sholmès es la continuación del último relato de Arsène Lupin caballero ladrón. Sobre la manera de actuar de Arsène Lupin y cómo lo hace, aquí seguiremos en la misma línea ya que en la mayoría de ocasiones no se sabrá cómo el ladrón realiza sus actuaciones y sólo sabremos que es ayudado por otras personas a las que supuestamente realiza pagos para ejecutar sus órdenes. Arsène Lupin contra Herlock Sholmès contiene tan sólo dos relatos, La dama rubia y La lámpara judía. Sherlock Holmes, bien, mejor Herlock Sholmès, se encuentra perfilado exagerando los rasgos de su personalidad al igual que Watson, aquí llamado Wilson, y donde los dos personajes se parodiarán al igual que en otras imitaciones surgidas por aquel entonces. Quizás Watson es el que sale peor parado al interpretar Leblanc la lealtad del fiel compañero como simple servilismo llegando incluso Herlock Sholmès a insultarle (¡imbécil!) en un claro maltrato verbal. 

Herlock Sholmès y Wilson estaban sentados a ambos lados de la gran chimenea, con los pies extendidos hacia un magnífico fuego de leños.

[…]

Wilson le miraba. Le miraba como el perro acostado en círculo sobre la alfombra mira a su amo, con ojos redondos, sin parpadear, ojos que no tienen otra esperanza que reflejar el gesto esperado. ¿Iba a romper el amo su silencio? ¿Iba a revelarle el secreto de su ensimismamiento actual y admitirle en el reino de la meditación cuya entrada le parecía a Wilson estarle prohibida?

Por oposición del propio Arthur Conan Doyle a que Maurice Leblanc utilizara el nombre de su personaje Sherlock Holmes, ambos autores fueron contemporáneos, el nombre fue cambiado a Herlock Sholmès. Actualmente pueden encontrarse libros con el nombre correcto —cuidado con los herederos, especializados en poner demandas—, pero las ediciones más antiguas están bastante buscadas por los coleccionistas. Por ejemplo, una de ellas, es la edición amarilla de la argentina Ediciones Tor con la ilustración central totalmente torcida pero ¡qué caramba!, con el nombre de Sherlock Holmes bien escrito.

Por último la tercera edición es La doble vida de Arsène Lupin (1910), quizás la historia más oscura entre todas ya que se suceden tres asesinatos y todo apunta a Lupin. Aunque él ladrón nunca ha matado, siempre puede haber una primera vez… 

Arsène Lupin, el personaje por encargo para ‘competir’ con el éxito de las aventuras de Sherlock Holmes —aunque las habilidades de ambos no tienen nada que ver ni están relacionadas entre sí excepto en la pericia con el disfraz—, resultó ser un éxito entonces y también ahora. Unas historias que son puro divetimento por la ironía, los juegos del protagonista escapando de la policía, aunque no siempre, y que, cómo no, es un placer leer y releer.

***

Maurice Leblanc es el creador del ladrón de guante blanco Arsène Lupin, uno de los personajes más célebres de la historia de la literatura policíaca.
Maurice Leblanc (1864-1941) creó Arsène Lupin en 1905 como protagonista de un cuento para una revista francesa. Leblanc nació en Ruan (Francia) pero empezó su carrera literaria en París. Había estudiado derecho, trabajaba en la empresa familiar y había escrito algunos libros de poco éxito cuando Lupin se convirtió en uno de los personajes más célebres de la literatura policíaca. Es un ladrón de guante blanco, culto y seductor, que roba a los malos. Es el protagonista de veinte novelas y relatos y sus aventuras lo han convertido también en héroe de películas y series para televisión. Para muchos, las historias de Arsène Lupin son la versión francesa de Sherlock Holmes.