Flaxman Low, detective psíquico

«Flaxman Low, detective psíquico». Kate & Hesketh Prichard. Traducción de Alberto López Aroca y Ana Colchero. Editorial Academia de mitología creativa Jules Verne. 

Por Cristina de @abrirunlibro

Flaxman Low, un detective de lo oculto de la época victoriana —se publicó posteriormente al doctor Hesselius de Sheridan Le Fanu, pero antes que el John Silence de Algernon Blackwood—, que apareció por primera vez en la revista mensual Pearson’s Magazine en 1898 —allí escribieron autores de renombre como Rudyard Kipling, George Bernard Shaw o HG Wells entre otros—. Curiosamente C. Arthur Pearson, el editor de la revista, presentó a Flaxman Low como un detective real que explicaba sus experiencias sobrenaturales bajo un pseudónimo, ya que tras el nombre ficticio se escondía un reputado científico que no buscaba la fama. Kate & Hesketh Prichard, madre e hijo y los autores de los relatos, se convertirían así en los cronistas del aventurero detective y de las historias de fantasmas que protagonizaba.

El escritor y editor Alberto López Aroca nos trae por primera vez aquí, bajo el título Flaxman Low, el detective de lo psíquico, el canon completo de todas las historias protagonizadas por este detective de lo preternatural y con todas las ilustraciones de B. E. Minns aparecidas en Pearson’s Magazine (más de setenta). En total son doce relatos fantásticos de lo más variopinto y que destacarán por presentarnos diferentes fenómenos sobrenaturales provocados por presencias malvadas. Gracias a la observación y a la deducción, Flaxman Low resolverá todos los misterios por más difíciles que parezcan.

Sobre los 30 años de edad y sin disponer de un doctorado, Low destaca por poseer unos conocimientos profundos de lo esotérico. Es especialista en egiptología y tiene vastos conocimientos en diferentes disciplinas lo que le convierte en un erudito. La observación y la deducción mediante el método científico son sus mayores armas para resolver los casos que le encomiendan. Un Sherlock Holmes de lo oculto. 

Los sucesos que se recopilan en este volumen son eclécticos ya que los fantasmas con los que se ha de enfrentar Flaxman Low son de diferentes clases y maldades. Así hallaremos desde la presencia fantasmal clásica en una mansión, hasta la figura singular que aparece  en un páramo, o a espectros malignos y ruines. De los autores, Kate & Hesketh Prichard, hay que destacar que disponen de una buena narrativa y que los relatos, a pesar de existir alguno algo evidente, son ágiles y se encuentran bien desarrollados. Las ambientaciones son las tradicionales para la época con  descripciones cuidadosas.

El crepúsculo se había tornado una noche agradable y fresca, y la luna se balanceaba en un cielo pálido y claro. El brezo arremolinado, púrpura por el día, se presentaba de color negro azabache bajo la luz lunar, y a través de él se podía ver el lazo blanco del camino que se extendía adelante en la distancia. Los aromas de la noche refrescaban su nariz mientras pedaleaba con facilidad a lo largo del camino con la brisa que le venía de espaldas. “La historia del camino del páramo”, página 112.

Doce relatos de un detective de lo paranormal que seguirá las pistas que las presencias han ido dejando tras su paso. Historias que en algún momento nos recordarán a las del detective de Arthur Conan Doyle aunque más oscuras y tenebrosas. Un acierto de recopilatorio. 

***

Kate & Hesketh Prichard, madre e hijo, formaron un insólito tándem de escritores todo terreno, con sus propios nombres o bajo el pseudónimo E. & H. Heron (Eustacia y Hildebrand Heron), con el que sacaron a la luz las hazañas del primer detective consultor psíquico: el hombre llamado Flaxman Low de Fassifern Court, al que está dedicado el presente volumen.