Persecución

«Persecución». Joyce Carol Oates. Traducción Patricia Antón. Gatopardo Ediciones. 

Por Cristina de @abrirunlibro

Dicen que todo se puede aprender hoy en día. Que no existe el talento en el deporte, ni en el canto ni tampoco en la escritura. Dicen que los dones ya no existen. Que ya no se nace sino que se hace. Que todo es aprendizaje y práctica. Dicen.

Persecución es la última novela publicada de la prolífica contemporánea Joyce Carol Oates, la prueba fehaciente de que el talento sí existe hoy en día y con el que se nace. Pero que con más de 80 años de edad la autora es capaz de hacerse y de reinventar cada género que cultiva en la literatura y darle la vuelta a cualquier idea porque tiene un don y sabe cómo utilizarlo. Hoy, con esta novela corta de 224 páginas —y no es la mejor en su haber—, demuestra una vez más cómo llevar a un lector de la mano y pasearlo por las tinieblas y el abismo que habitan en un ser.

Abby tenía pesadillas recurrentes en su infancia y soñaba con esqueletos. Hoy es una muchacha de veinte años que va a casarse con el joven Willem. Pero el día antes de la boda, su pesadilla regresa. A las 24 horas de contraer matrimonio, Abby es atropellada por un autobús. Willem intentará descubrir si el accidente ha sido involuntario o si ha sido Abby quien se ha lanzado bajo las ruedas.

«Esqueleto. Hundiendo el rostro en la almohada, susurra esa (aterradora) palabra, en voz alta (apenas).

No está muy segura de qué significa «esqueleto» exactamente.

Aunque (quizá) sí lo sabe. Es-que-le-to. Esque-leto. Esqueleto.

Una terrible palabra (de adultos) que no debe decirse en voz alta. Una palabra que una niña no debería conocer, y que desde luego no pronunciaría. Una palabra que, cuanto más la pronuncias, más terrible se vuelve. Una palabra que resulta fascinante, como un vapor venenoso que se eleva hacia tus fosas nasales, y que sabes que no deberías inhalar, pero no puedes resistirte a hacerlo.»

Esta es una novela de mujeres, tanto de las mujeres de una misma familia como de las mujeres que pueden habitar en un mismo cuerpo. Persecución es todas aquellas identidades que existen y rodean a Abby, desde su infancia hasta la madurez, en una vida aún muy corta pero brutalmente dolorosa. Pero también habla de guerras, que es nombre femenino, y de las devastadoras consecuencias de quienes han estado en ellas.

Todo en esta novela coral se conjuga para alcanzar el suspense psicológico causado por las pesadillas que la mente de Abby necesita expulsar de su cuerpo. Necesita recordar. Unos recuerdos que presagian algo aterrador y oscuro en una historia abrumadora donde no es necesaria la palabra explícita. Joyce Carol Oates construye un  emocionante suspense que nos llevará al confín del infierno. La narrativa, algo barroca pero sumamente efectiva, nos trasladará por los miedos de los personajes principales, Abby y Willem. Dos muchachos jóvenes e inexpertos que se aman y que quieren ser felices; pero siempre hay un pero. Un pero duro y angustiante en una novela de difícil digestión pero de mejor lectura.   

***

Joyce Carol Oates (Nueva York, 1938) ha cultivado todos los géneros literarios: novela (Qué fue de los MulvaneyBlondeLa hija del sepultureroHermana míami amorAve del paraísoCarthage); relatos (InfielLa hembra de nuestra especie, Mágico, sombrío, impenetrable); ensayo (Del boxeo); autobiografía (Memorias de una viuda); poesía (Women In Love and Other PoemsTenderness); teatro (The Perfectionist and Other Plays); y libros para jóvenes (Como bola de nieveMonstruo de ojos verdesSexy). Su obra es extensísima.

En la actualidad enseña escritura narrativa en la Universidad de Princeton (Nueva Jersey). Ha sido galardonada con numerosos premios, entre ellos el National Book Award, el PEN/Malamud Award y el Prix Femina étranger. Desde 1978 es miembro de la Academia Estadounidense de las Artes y las Letras, y desde hace unos años es una permanente candidata al Premio Nobel de Literatura.