Los bastardos de Pizzofalcone

«Los bastardos de Pizzofalcone» (Inspector Giuseppe Lojacono 2). Maurizio de Giovanni. Roja y Negra.

 

Los-bastardos-de-Pizzofalcone

Maurizio de Giovanni nació en 1958 en Nápoles, ciudad en la que reside junto a sus hijos y a su esposa Paola, fiel colaboradora. Cosechó gran éxito con las novelas protagonizadas por el comisario Ricciardi, que tenían como telón de fondo la Italia de los años treinta del siglo pasado. En 2012 el autor crea una nueva serie, esta vez, ambientada en el Nápoles actual y con el inspector Giuseppe Lojacono al frente: un tipo de apariencia imperturbable pero tremendamente humano destinado a conquistar el corazón de los lectores. Inaugurada por El método cocodrilo (Roja y Negra, 2014), Los bastardos de Pizzofalcone (Roja y Negra, 2016) es la segunda entrega de la serie.

Sinopsis

Pizzofalcone es un distrito de Nápoles que empieza en los barrios españoles y llega hasta el mar. Un distrito muy poblado en el que conviven varios estratos, desde el bajo proletario a la aristocracia. En la comisaría del distrito está destinado Giuseppe Lojacono, el inspector de origen siciliano que fue acusado de vender información a la mafia y para quien Nápoles debía servir de correctivo.

El nuevo equipo de investigación también acaba de aterrizar en la comisaría: los llamados «bastardos». Seis policías que han sido enviados allí para sustituir a agente corruptos. Cuando hombres y dos mujeres que aman su trabajo como quien ama a una amante peligrosa. Pero esa no es la única peculiaridad que comparten estos antihéroes: todos tienen algo que ocultar o que hacerse perdona y nada que perder. Por eso, cuando una dama de la alta sociedad, Cecilia De Santis, aparece brutalmente asesinada en su elegante apartamento de la playa, se vuelcan en la investigación con sorprendente celo.

El macabro hallazgo obliga al inspector Lojacono a instalarse en el barrio marítimo para esclarecer el asesinato. Sus colegas Romano y Di Nardo intentan averiguar por qué una hermosísima joven nunca sale de casa y el viejo Pisanelli persiste en su obsesión por una serie de suicidios sospechosamente parecidos. El melancólico Lojacono y sus secuaces se proponen desentrañar las claves de todos estos asuntos en un Nápoles abatido por una tormenta de lluvia y salobre, y, en el durante, luchan por mantenerse a flote en su vida privada. ¿Saldrán airosos de su propósito?

Reseña

Hay escritores que tienen la capacidad de perfilar a sus personajes con una amplia gama de matices; todos diferentes y sin que parezcan creados a través de un mismo molde. Eso, saliendo de la misma pluma de un mismo escritor, es algo difícil y complejo. De hecho, habiendo escrito una serie de éxito como es la del Comisario Ricciardi, Maurizio de Giovanni podría haber caído en el error de ambientar la nueva serie en una comisaría de Nápoles en la época actual haciendo un traslado de período y con personajes muy semejantes (sin oír a los muertos ya que entonces sería demasiado evidente). Aunque el estilo narrativo sigue siendo el mismo, con un ritmo que aparentemente puede parecer tranquilo y relajado, comprende un trabajo complicado al entrecruzar la trama de los crímenes y reflejar los sentimientos más profundos del bien o del mal en todos ellos sin que el clima decaiga un ápice; pero la narrativa, cuidada con mimo, fluida y con un aire entre nostálgico y melancólico, hará de este libro, algo tan o más apetecible que los de la otra saga.   

Los bastardos de Pizzofalcone dispone de una trama muy negra desde el minuto uno y ya en el propio título del libro. El adjetivo de «bastardos» hará referencia a los nuevos policías que ahora trabajan en la comisaría de Pizzofalcone —un distrito de Nápoles—, sustituyendo a los anteriores que fueron expulsados al verse involucrados en una trama de corrupción. Los nuevos policías son todos agentes con algún punto oscuro en su carrera policial y en realidad han sido escogidos, por sus respectivos superiores, para sacárselos de encima y mandarlos a una comisaría ya casi muerta para todos. Entre ellos, se encuentra el inspector Giuseppe Lojacono —complicada pronunciación, al menos en castellano—, el policía estrella que solucionó el caso de El método cocodrilo pero que arrastra las sospechas en su currículum de una antigua conexión con la mafia cuando cumplía servicio en Sicilia.   

La continuidad de la comisaría de Pizzofalcone dependerá de un hilo, y todo se precipitará al morir una mujer de la alta sociedad en su propia casa y asesinada con una de las bolas de nieve que coleccionaba. Mujer filántropa y muy respetada, la rapidez de la resolución del caso para hallar al asesino y del cierre exitoso, planeará sobre las cabezas de los seis nuevos miembros de la comisaría y de ello dependerá la continuidad del lugar. 

Maurizio de Giovanni es un gran narrador y sabe descubrir los sentimientos de dolor, tristeza o bajos instintos de una manera muy especial en Los bastardos de Pizzofalcone. Una novela negra mediterránea donde la investigación se realizará en el pequeño círculo que rodeaba a la mujer asesinada. Sí es cierto que la resolución del caso en Los bastardos de Pizzofalcone desluce, un poco, el excelente trabajo que ha hecho durante toda la novela. Yo, personalmente, he obviado ese final gracias a la ambientación magnífica y a esos colores que sabe sacarle a los habitantes y protagonistas de la ciudad de Nápoles; por una excelente narrativa y por un buen desarrollo de la trama. Los bastardos de Pizzofalcone es una novela donde el lector podrá disfrutar de un trabajo bien hecho. 

Giuseppe Lojacono, el inspector de origen siciliano que apareció casi tímidamente con la primera entrega en El método cocodrilo (Roja y Negra, 2014), se reafirma de manera segura en Los bastardos de Pizzofalcone (Roja y Negra, 2016). Y llegarán más; sólo resta traducirlas. Una alegría.

 

Deja una respuesta