El laberinto azul (Inspector Pendergast 14)

el-laberinto-azulEl laberinto azul (Inspector Pendergast 14). Douglas Preston y Lincoln Child. Plaza & Janés.

Douglas Preston y Lincoln Child son coautores de más de diecisiete novelas aunque también escriben por separado. Lincoln Child es un apasionado de las motos, los loros exóticos y la literatura inglesa decimonónica. Douglas Preston, en cambio, prefiere los caballos, el buceo, el esquí y la exploración de la costa de Maine en un barco de pesca.

Ambos autores invitan a sus lectores a visitar su página web: www.prestonchild.com

Sinopsis

A las nueve y veinte de la noche llaman al timbre de la residencia neoyorquina del agente especial Aloysius Pendergast, y la fiel Constance Greene acude a abrir. En el umbral aparece Alban, el hijo de Pendergast, cuyo cuerpo atado con cuerdas gruesas cae estrepitosamente al suelo. Está muerto. Su padre sale a la calle y persigue sin éxito a un sospechoso coche negro. Un informe dictaminará más tarde que el cadáver no presentaba signos de violencia, ni restos de alcohol o drogas. A Alban le partieron el cuello en un crimen planeado al detalle e impecablemente ejecutado, obra de profesionales.

Al día siguiente el teniente Peter Angler, encargado del caso, habla con el padre de la víctima y su actitud le desconcierta: Pendergast le informa de que apenas tenía relación con su hijo, se declara incapaz de especular sobre las causas del crimen y aparentemente no tiene interés en cooperar con la investigación policial. Pero, en cuanto llega a casa, Pendergast accede a la base de datos de homicidios no resueltos y localiza los resultados de ADN del llamado Asesino de los Hoteles, cuya brutalidad mantuvo en vilo a Manhattan hace año y medio. Solo tiene una pista: la gema encontrada en el estómago de la víctima.

Reseña

Somos muchos los lectores que nos sentimos atraídos por los libros de la serie Pendergast y sin lugar a dudas, gracias al propio protagonista de la saga: el inteligente superagente del FBI Aloysius X. L. Pendergast y a la magnífica recreación del personaje y su entorno como es, por ejemplo, la ambientación gótica y sureña de la casa en Riverside Drive en N.Y. y que posee el más maravilloso e increíble Gabinete de Curiosidades del mundo. Por sus enigmáticos antepasados como Enoc Leng y por las historias que, sobre ellos, vamos descubriendo libro tras libro; por la misteriosa Constance, pupila de Pendergast, una hermosa muchacha de ojos color violeta que aparenta veinte años pero que en realidad nació aproximadamente, treinta años antes de finalizar el siglo XIX. 

Son muchos los factores y hay que felicitar a los autores de la saga, Douglas Preston y Lincoln Child que han sabido recrear -ambientado en la actualidad-, un personaje tan singular y que, llegando ya a la entrega #14 y después de la estupenda novela anterior Fuego blanco  -donde el eje de la trama giraba alrededor de Sherlock Holmes-,  no decepcionan en absoluto con su nuevo libro sino que vuelven a reinventarse aunque sea tomando escenarios de sus novelas más felicitadas y creando nuevos argumentos donde parecía que ya estaba todo casi agotado.

Alban, el maléfico hijo de Pendergast, gemelo de Tristam, aparecerá muerto en el umbral de la puerta de la casa de Pendergast en Riverside Drive. La autopsia revelará que en el estómago de Alban se alojaba una gema de excepcional valor por su singularidad. Pendergast, aparentando ante la policía no disponer de ningún interés por el crimen, en realidad iniciará una investigación por cuenta propia.

En esta ocasión, uno de los personajes que tomarán relevancia en la trama de El laberinto azul es la doctora Margo Green, ya conocida por los seguidores de la saga y, curiosamente, volveremos a recorrer los pasillos del subterráneo del Museo de Historia Natural de Nueva York cosa que los fans celebraremos recordando con nostalgia la fantástica El ídolo perdido o Relic, el libro causante de que nos engancháramos a la serie de Pendergast.

Otra protagonista principal será la propia Constance que se nos presentará como una verdadera guerrera –una leona en la selva en la sabana, henchida del odio y salvajismo que le daba venganza-, así como también harán su aparición el policía Vincent D’Agosta, recién casado con Laura Hayward.

Poco más hay que decir sin entrar de lleno en puro spoiler. Aclarar que El laberinto azul no decepcionará en absoluto a los fans y que la incursión en el Museo de Historia Natural es un acierto ya que lo echábamos en falta. La trama dispondrá de diversos escenarios al moverse en varios puntos del planeta, y volveremos a saber de la fantástica técnica de éxtasis y meditación, real, del Chongg Ran. 

Una trama y sub-tramas las de El laberinto azul más que intensas que no decaen en potencia, sino todo lo contrario -como ocurrió, por ejemplo, con la serie de Helen dentro de la propia saga-. Un libro que no decepcionará en absoluto a los adeptos y lectores de Aloysius X. L. Pendergast. ¡Larga vida a la serie!

Deja una respuesta